Intoxicación Alimentaria

la intoxicacion alimentaria se caracteriza por vomitos y diarreaEn la época de verano, cuando aumentan los paseos, ferias y fiestas como los carnavales, es cuando más comemos fuera. Esto hace que estemos más expuestos a sufrir Intoxicaciones alimentarias.

¿Qué es una Intoxicación Alimentaria?

El término intoxicación alimentaria abarca un gran número de desórdenes causados por la ingesta de alimentos contaminados con microorganismos infecciosos (virus, bacterias, amebas, parásitos) o toxinas.

Existen alrededor de 250 tipos de intoxicaciones alimentarias. Entre las más conocidas están: diarrea del viajero, botulismo, giardiasis, salmonelosis, infecciones por E. coli entre otros.

¿Quiénes son más vulnerables?

La severidad del cuadro dependerá de la edad y bienestar que tenga la persona. Es por esto que los niños pequeños, ancianos, embarazadas y personas inmunocomprometidas son más propensas a complicarse con este tipo de padecimiento.

¿Cuáles son sus síntomas?

El tiempo de incubación es bastante corto, por lo que se puede encontrar una relación entre lo que se comió y el inicio de la enfermedad.

Aunque los microorganismos causantes pueden ser múltiples, las intoxicaciones alimentarias tienen en común la presencia de: diarrea, nauseas, vómitos, dolores abdominales.

La fiebre puede o no estar presente.

Según los microorganismos responsables podrían aparecer otros síntomas como: diarrea con sangre, dolores musculares,  entre otros.

¿Cómo se diagnostica?

En la mayoría de los casos, se observa mejoría en el paciente al segundo o tercer día.

Se debe contactar a su médico sí:

  • La fiebre es mayor de 39 grados y persiste por más de dos días.
  • Si hay sangre en las heces.
  • Si hay deshidratación
  • Si la diarrea se prolonga más allá de 3 días.

El diagnóstico es básicamente con la historia clínica y el examen físico. En algunos casos será necesario el análisis de las heces en el laboratorio.

¿Cómo se trata?

Como en su mayoría son enfermedades auto limitadas (seden solas), el tratamiento consiste básicamente en medidas de soporte para:

  • Controlar la fiebre (acetaminofen).
  • Evitar la deshidratación, aumentando la ingesta de líquidos y sales de rehidración oral.
  • En algunas circunstancias el médico podría recetar medicamentos para reducir la frecuencia de las deposiciones y la frecuencia de los vómitos.

Si no hay mejoría en las 48 a 72 horas siguientes será necesario utilizar antibióticos, amebicidas o antiparasitarios, recetados por su médico de cabecera

La complicación más frecuente de estos padecimientos es la deshidratación,  por esto es  tan importante el ser obsesivos con la reposición de líquidos, preferiblemente vía oral.

¿Cuáles son los signos de deshidratación?

En los bebes y niños pequeños:

  • Resequedad de la piel
  • Lengua seca
  • Ausencia de lágrimas
  • Fontanelas (espacios entre los huesos de la cabeza) deprimidas
  • Letargo
  • Irritabilidad.

En niños más grandes, adultos:

  • Resequedad en la piel
  • Lengua seca
  • Debilidad general
  • Aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria
  • Disminución de frecuencia y volumen de la orina

En personas adultas mayores se presentas estos síntomas con mayor rapidez y asociados a desorientación.

Siempre es importante recordar:

  • Mantener la hidratación intensa.
  • Contactar a su médico de cabecera ante el primer signo de alarma

¡Que tengan un excelente día!

 

Dra. Mercedes Rodríguez.